Whisky y salud: Daños del whisky

En esta serie de 2 capítulos voy a presentarles un compendio de los daños y beneficios que puede ocasionar el beber whisky a nuestra salud. ¿Es bueno el whisky para la salud?. Cabe aclarar que esta información se obtuvo de diferentes fuentes de internet solo con propósitos informativos. De ningún modo sustituye consejos médicos profesionales, de tratamiento o diagnóstico. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin antes consultar los consejos de tu médico, ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en este artículo.

El whisky al igual que cualquier comida, bebida, alcohólica o no, y medicamentos que ingerimos en exceso va a producir problemas en nuestro organismo que pueden ser momentáneos y reversibles o irreversibles.

Recordá siempre beber con moderación. En el caso del whisky un consumo moderado de alcohol es no superar los 25 ml por día. Desde ya que no se recomienda beber whisky todo el día. Si sentís alguna molestia no dejes de consultar a tu médico.

Tené en cuenta que si al whisky lo mezclamos con otras bebidas alcohólicas o azucaradas, o lo bebemos en tragos con alto contenido de azúcar se van a potenciar los daños que puede producir el alcohol.

Daños que puede producir el consumo en exceso de whisky en forma esporádica o habitual.

Esto es válido tanto para el whisky como para cualquier otra bebida alcohólica

1. Mayor riesgo de presentar una muerte coronaria no anunciada o de sufrir un ACV: La ingesta de alcohol en más de 4 bebidas al día puede aumentar el riesgo de hipertensión (aumento de la presión arterial), ritmos cardíacos anormales, derrame cerebral, ataque cardíaco y muerte.

2. Daños en el cerebro: Un consumo inadecuado de alcohol podría dañar las células cerebrales y los nervios periféricos, de una forma irreversible, pudiendo producir problemas en la memoria, concentración y hasta psicosis.

3. Trastornos en el aparato digestivo: Un consumo en exceso en forma ocasional puede provocar vómitos, calambres en la zona abdominal, molestias en el hígado y páncreas. Pero si el consumo en exceso es periódica y extensa en el tiempo puede generar graves trastornos en el aparato digestivo, afectando en forma irreversible principalmente al hígado (cirrosis), páncreas (pancreatitis) y el estómago.

4. Aumenta el riesgo de diabetes tipo 2: El consumo en exceso en forma habitual afectaría la capacidad del cuerpo de regular la glucosa y la insulina, lo que puede derivar en una diabetes de tipo 2. En una persona con diabetes, el whisky puede tener un efecto negativo.

5. Disminuye nuestro grado de concentración y de reacción: El consumo en exceso afecta nuestra capacidad de concentración y reacción. Es por eso que si se ha consumido alcohol no se deben realizar ciertas tareas como: conducir vehículos, utilizar herramientas, etc. Es por esto que se pueden producir lesiones leves, graves y hasta la muerte propia o de otras personas.

6. Durante el embarazo: El consumo en exceso de alcohol durante el embarazo pone en riesgo al feto por posibles episodios de hipertensión. Puede afectar el desarrollo del feto, ya que el alcohol interfiere con la metabolización del ácido fólico, necesario para el buen desarrollo del sistema nervioso. Además, puede producir el Síndrome de alcoholismo fetal y abortos involuntarios.

7. Trastornos psicológicos: El exceso de alcohol puede afectar nuestro estado anímico y mental o agudizar los síntomas de patologías psicológicas preexistentes. Podemos sufrir angustia, depresión, paranoia, amnesia, aumentar nuestro grado de agresión y violencia, pérdida de control de impulsos, delirios, deseos de suicidio.

8. Afecta a la metabolización de algunos medicamentos: El consumo de alcohol, aunque sea en poca cantidad, puede afectar la metabolización de alguna medicación que estemos tomando por indicación médica. Puede hacer que las drogas no cumplan su objetivo de mejorar nuestro estado de salud o se intensifiquen sus efectos adversos. Siempre es importante leer el prospecto de la medicación para saber si el alcohol interfiere en su metabolismo.

9. Estado de Coma: El consumo de grandes cantidades de alcohol puede producir un cuadro de coma, el cual puede ser reversible o no. Puede dejar daños neurológicos o incluso producir la muerte.

10. Aumento de posibilidad de ciertos tipos de cáncer: Estudios realizados por la asociación oncológica de estados unidos establecen una posible relación entre el consumo excesivo de alcohol con cáncer de laringe, orofaríngeo, de esófago, de mama, gastrointestinales e higado.

11. Adicción: Si se consumen grandes cantidades de alcohol en forma periódica, se puede generar una adicción o alcoholismo.

Algunas de las páginas web consultadas:

Seguime en mis redes sociales!

16 comentarios en «Whisky y salud: Daños del whisky»

  1. Es claro que el exceso es dañino, pero la verdad, es que no queda tan claro que siempre se mencione el «puede», «podría», «sería» dañino. Y resulta más interesante si se mostrara estadísticamente, ya que así como el tabaco, hay personas que bebieron whisky «religiosamente» como quizá pudiera decirse, Winston Churchill, y con varios excesos, pasados los 90 años.

    Yo creo que esa estadística, mostraría, que sin ser escandalosamente clara quizá, mostraría que hay un factor genético, fisiológico, o quizá otros, que determinen el nivel de perjuicio del alcohol. En este caso en particular, interesaría, el del Whisky.

    Saludos, Tito!

    Responder

Deja tu comentario